sábado, agosto 25, 2007

Amistad

La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido. Rabindranath Tagore (1861-1941) Filósofo y escritor indio.

. . . Se sabe de la rivalidad existente en la península ibérica entre los catalanes y madrileños, pues los primeros luchan por la autonomía en una España dominada por Madrid. Los tenores Plácido Domingo y José Carreras son madrileño y catalán, respectivamente. Por cuestiones políticas se enemistaron en 1984. Desde ese momento hacían constar en sus contratos que sólo se presentarían en determinado espectáculo si el otro no fuese invitado. En 1987 a Carreras le apareció un enemigo más implacable que Plácido. Lo sorprendió un diagnóstico terrible: ¡Leucemia! Su lucha contra el cáncer fue muy sufrida. Se sometió a varios tratamientos: autotrasplante de médula ósea, cambio de sangre…, por lo que viajaba cada mes a los Estados Unidos. En esas condiciones no podía trabajar, y a pesar de poseer una considerable fortuna, los altos costos de la atención médica y los viajes debilitaron sus finanzas. Cuando no tuvo más respaldo monetario personal conoció de la existencia de una organización no gubernamental en Madrid, cuya finalidad única era apoyar a los pacientes leucémicos. Gracias al soporte de la Fundación Hermosa, Carreras venció la dolencia y volvió a cantar. Cuando trató de asociarse a ella, leyó los estatutos y descubrió entonces que el fundador, mayor colaborador y presidente era Plácido Domingo. Luego supo que la había creado, en principio, para atenderlo a él y que se había mantenido en el anonimato para que no sintiera “humillación” por aceptar el auxilio de su enemigo. De conmovedor calificaron el encuentro de ambos. Sorprendiendo a Plácido en una de sus presentaciones en Madrid, Carreras interrumpió el concierto y de manera humilde le ofreció disculpas y le agradeció públicamente. Con un fuerte abrazo sellaron el inicio de una gran amistad. En una entrevista, le preguntaron a Plácido por qué creó la Fundación en un momento en el que, además de beneficiar a “su enemigo”, ayudaría al único tenor que podía hacerle competencia. Su respuesta fue precisa: “Porque no se puede perder una voz como esa”. continúa

3 comentarios:

SIN Y CON BARRERAS dijo...

GRACIAS POR LA PROMOCIÓN. EL TEMA ME RESULTA APASIONANTE. LA AMISTAD TIENEN TANTAS ARISTAS QUE SE CONVIERTE EN ESCURRIDIZA. SALUDOS.

Prof. Lourdes María Serra Otero - Periodista y Profesora de Informatica dijo...

Ese gesto es algo muy altruista que denota un amor por la humanidad muy grande.
Ha sido conmovedor, Ojala existieran muchas personas que pudieran hacer esas cosas.
Esas personas lo hacen como algo natural que les sale del alma, y sin esperar el reconocimiento, por eso lo hacen en el anonimato y eso es otra muestra de su humanismo. Desgraciadamente en este mundo hay muchas personas que no lo entienden, pues detras de sus acciones esta un interés y entonces no pueden concebir que haya alguien que lo haga como dicen en nuestro país por Amor al Arte.

Felicidades nuevamente y me alegra que lo hayas publicado, pues para mi era desconocido, aunque si conozco la discrepancia emtre Madrileños y Catalanes pues mi familia es de Barcelona.

Un abrazo,

Lu

Ha se me olvidaba, quisiera poder ir a verte, cuando tienes un tiempito para mi. Mi mama sigue en cama.

Prof. Lourdes María Serra Otero - Periodista y Profesora de Informatica dijo...

Ah se me olvidaba tengo algunas sugerencia para tu blog y para el sitio de la COCO.

Chao

Muy bueno el sitio del Che de tu Blog